Clases

 

Durante estos años Ricardo Alonso ha adquirido amplia experiencia como profesor.

 

Da clases particulares en su casa (zona Delicias, Madrid) o a domicilio y ha enseñado en colegios y escuelas de música, impartiendo clases de bajo electrico, contrabajo jazz, conjunto de pop-rock o jazz (combo), guitarra, batería (iniciación), piano (iniciación) y talleres de iniciación musical para niños y adultos.

 

En las clases particulares sigue un método personalizado según los gustos, nivel y objetivos de cada alumno, trabajando solo con canciones que el alumno conozca y le gusten, de las cuales se van extrayendo los conceptos teóricos: técnica, armonía, rítmica, sonido, equipo, lenguaje musical, educación auditiva, composición, arreglo, historia de la música... hasta donde el alumno desee profundizar.

 

Para principiantes y amateurs iremos poco a poco descubriendo tu camino en la música, aprendiendo a divertirnos con la práctica del instrumento y tocando juntos desde el primer momento.

 

Para los que quieran ir más allá o dedicarse a la música profesionalmente, trabajaremos una serie de conceptos fundamentales para el ejercicio de la profesión y sobre todo aprenderemos a estudiar, que es lo que te permitirá aprovechar al máximo las horas de práctica que quieras echarle, de una manera positiva, creativa y que de resultados día a día.

 

También puedo prepararte para pruebas de acceso a conservatorio o similares.

 

Si quieres te voy adelantando ideas:

 

Lo más importante es conseguir disfrutar practicando, divertirse estudiando. Además será en ese punto donde lograremos el nivel de abstracción necesario para fijar correctamente en la memoria lo que estamos trabajando.

Alcanzado un cierto nivel de soltura, es interesante intentar que mientras estudias todo lo que toques fuese susceptible de quedar grabado en un disco. No se trata de hacer escalas y ejercicios maquinalmente sino de hacer música con ellos desde el primer momento. No debemos tener "varias formas de tocar" una para estudiar, otra para ensayar, otra para bolos... sino tocar siempre de verdad y estudiar así. Ten en cuenta que tocarás conforme a cómo lo hayas estudiado.

Hay trucos como grabar ciertos fragmentos de la sesión de estudio y después analizarlo comparándolo con discos de nuestros artistas referentes para ver las diferencias y trabajar en esa linea. Luego podemos volver a grabarnos y ver la evolución; te aseguro que te sorprenderás.

Es fundamental comprender e interiorizar conceptos como groove, tempo, sonido, estilo, fraseo, acentuación, articulación, swing... y sobre todo escucha activa, que nos haga empastar y trabajar en favor de la banda, tocar todos juntos.

Son muy importantes ciertos ejercicios de metrónomo situado en partes distintas del compás que además de perfeccionar tempo y fraseo obligan a escuchar, "abren las orejas".

Otro concepto interesante es la metacognición; nos permitirá ser conscientes de los procesos físicos y mentales activos mientras estudiamos, para focalizar nuestros esfuerzos correctamente. Nada de pasar horas y horas (o años) tocando más o menos lo mismo sintiéndonos atascados.

La conciencia corporal y los calentamientos nos ayudarán a prevenir lesiones y a empezar los conciertos a tope desde el primer minuto; nada de esa sensación de "sentirse frío en el concierto hasta el quinto tema..."

Saber abandonar la "zona confortable" mientras estudiamos...

En fin, una serie de ideas que iremos aplicando progresivamente para aprender a sacarle el máximo partido a cada sesión de estudio y sobre todo para FLUIR con la música.